viernes, febrero 24, 2017

Jazz a viva voz Cantantes abren el año con discos

El Mercurio

De vuelta a los escenarios, nuevas solistas se anotan con estrenos. Del swing clásico a experimentaciones totales aparecen en el arranque de 2017.  

IÑIGO DÍAZ 

Hasta entonces había estado más que nada estudiando a esa maestra universal que es Ella Fitzgerald. Pero bastó que una noche la persona correcta la viera actuar en el club Thelonious para que Natalia Ramírez (28) hiciera su estreno ante 5 mil espectadores en el Festival de Jazz de Providencia.

"Ahí comenzó una etapa, que estoy finalizando ahora con este disco, donde se resume el estudio de repertorios más en la línea tradicionalista", dice Natalia acerca de "Blue skies", álbum editado por el sello Animales en la Vía y que la retrata a todo lo ancho de ese lenguaje.

Fue grabado en un día, dos tomas por canción y a cobrar, a la antigua, con el quinteto que completan los cats Cristian Gallardo (saxo alto), Sebastián Castro (piano), Milton Russell (contrabajo) y Juan Pablo Jaramillo (batería). "Es que veníamos tocando mucho juntos. Para mí tenía que ser un disco tal y como nos escuchamos en un club. Así salió", dice la cantante, quien además incorporó el slow-fox de Buddy Day "Bailando en el Casanova", una mirada a lo que ocurría en Santiago durante la época de oro del swing en Estados Unidos.

Es la estética a la que suelen adscribirse las intérpretes de jazz en sus períodos de formación y es habitual que los repertorios se crucen antes de explorar nuevos campos. Y es también lo que ha hecho Andrea D'Arriarán (31) con su disco "Latin Woman", que estrenará en marzo en el Club de Jazz, su primera casa musical.

"Yo era garzona y anfitriona del club, en la casa de Macul. Pero quería cantar, así que comencé a trabajar con (el pianista) Moncho Romero, con quien nos presentamos mucho en el Hotel Sheraton". Romero escribió algunos arreglos para el repertorio del disco de D'Arriarán, cuyo grueso es material de Cole Porter, Duke Ellington, Tom Jobim, salvo la propia "Latin woman", que ella escribió en inglés, en un ejercicio autoral estilístico. También de Animales en la Vía, tocan con ella Jasper Huysentruyt (piano), Roberto Carlos Lecaros (contrabajo) y Félix Lecaros (batería).

Menos es más, y para Lua de Morais (36), conocida mayormente como cantante romántica e incluso con incursiones en el pop y el teatro musical, un dúo es un formato preciso para los escenarios donde ella interpreta standards . Cada jueves, en el Hotel Ritz Carlton, presenta cancioneros de jazz con el guitarrista Alberto Faraggi. "Grabamos 33 canciones en cinco horas y salió un disco triple. Uno de ellos se dedica al jazz clásico. Pero también escribí la canción 'Tonight'", dice respecto de "Wonderful World".

Antes de radicarse en Buenos Aires, Bernardita Fiorentino (23) dejó una grabación que escapa drásticamente a la norma. Grabado con el vibrafonista Diego Urbano en un dúo que se presenta con el nombre de Cómo Suspender su Incredulidad Desapareciendo por Completo, el disco "Season 1" incluye tratamientos electrónicos en sus composiciones propias y en la intensa improvisación libre del final. "Después de trabajar tanto tiempo con el dúo mi forma de cantar cambió mucho. Ambos fuimos encontrando lugares nuevos en la interpretación y la ejecución de nuestros instrumentos. En mi caso hay un juego improvisativo libre que me llevó a hacer un uso mucho más extensivo de mi voz", afirma Fiorentino.

David Bowie fue el gran triunfador en los Brit Awards

El Mercurio

El fallecido artista fue galardonado en la ceremonia, que también recordó a George Michael con un tributo a cargo de Chris Martin.  

Magdalena Bordalí 

"Siempre pienso en qué quisiera mi hijo saber de su abuelo. Y es que él siempre estuvo ahí. La gente pensaba que era raro y diferente, pero siempre estuvo ahí para nosotros. Este premio es para todos los locos", expresó ayer el hijo de David Bowie, Duncan Jones, al recibir la estatuilla de su padre.

El artista ganó todas las categorías en las que estaba nominado -Mejor Artista Británico y el Álbum del Año con su aclamado último disco "Blackstar"- y selló una noche marcada por los homenajes. Bowie, que también obtuvo todos los galardones a los que postulaba en los pasados Grammy, fue recordado con los premios y con el emotivo In Memoriam, que conmemoró además a Prince y Leonard Cohen -nominado a Mejor Artista Internacional.

Pero el momento que le dio el tono emotivo a la versión número 40 de los Brit Awards fue el tributo a George Michael. La presentación mostró un video del artista cantando al mismo tiempo en que Chris Martin (el vocalista de Coldplay) interpretaba sobre el escenario la famosa canción "A different corner", formando un dúo que fue acompañado por una orquesta.

La ceremonia, que tuvo lugar en el O2 Arena en Londres, igualmente se destacó por las presentaciones de Katy Perry, que apareció entre medio de una escenografía llena de casas y marionetas gigantes cantando su nuevo single "Chained to the rhythm"; Little Mix, quienes abrieron la premiación con su tema "Shout out to my ex"; la ganadora de la categoría Mejor Artista Femenina, Emeli Sande, con su éxito "It Hurts"; Ed Sheeran, Bruno Mars y los ganadores del premio Mejor Banda Británica, The 1975, con su éxito "The Sound" junto a un coro de 100 personas.

Como Artista Internacional Femenino y Artista Internacional Masculino, los ganadores fueron Beyoncé y Drake. Ambos músicos -que también fueron galardonados en los Grammy- no concurrieron a la premiación. Tampoco asistió Adele, quien, por segundo año consecutivo, se llevó el reconocimiento del Éxito Global.

El show terminó con Robbie Williams, que no solo se presentó sobre el escenario con dos canciones de su último álbum "The Heavy Entertainment Show", sino también por haber obtenido el reconocimiento especial de Ícono Brit. Esta última distinción le había sido entregada por los compañeros de su ex banda Take That en noviembre pasado, durante un concierto especial. Este premio solo se les otorga a los artistas cuya escritura, grabación y actuaciones han tenido un impacto duradero en la cultura británica. Siendo el tercero en recibirlo después de Elton John y David Bowie, logró su estatuilla número 18, hecho que lo convierte en el artista más galardonado en la historia de los Brit Awards.

Prensa española: Isabel Pantoja relanzó su carrera internacional en Viña

El Mercurio

Ex directores del certamen coinciden en que la presentación de la cantante se encuentra entre las mejores que han pasado por el escenario de la Quinta Vergara.  

C. Núñez, E. Miranda y V. Hartwig 

"La diva comenzó por la puerta grande una nueva etapa", escribió ayer El País al comentar la presentación de Isabel Pantoja en el Festival de Viña. El diario madrileño asegura que de esta forma la cantante retoma su carrera internacional, que se vio interrumpida por la condena de dos años que debió cumplir en la cárcel por blanqueo de capitales y que recién cumplió en octubre pasado.

Pocos medios españoles fueron indiferentes a su espectáculo en la Quinta Vergara, más tratándose de una de las figuras hispanas más mediáticas.

"Desde que salió de la cárcel solo había hecho dos conciertos: uno en Madrid y otro en Barcelona. Entonces, claro, evidentemente ahora está lanzando su carrera después del tiempo que estuvo en prisión", dijo a "El Mercurio" la periodista de La Vanguardia Isabel Claros, quien a pesar de no haber visto el espectáculo supo de la exitosa presentación.

Claros señaló que entre sus fanáticos españoles hay gran expectación por lo que hará la cantante en esta nueva etapa. Según dijo, "Pantoja necesita pagar las deudas. Ella mantiene a una familia muy grande y todos dependen de ella. Ha estado parada dos años, aparte de la multa que tuvo que cancelar".
Varios periodistas españoles llegaron a Viña este año, principalmente para cubrir la presentación de Pantoja. Uno de ellos es Javier Ureta, de la agencia EFE, quien precisó que para su medio este concierto "es un acontecimiento".

"Significaba ver a la diva, a la reina de la farándula española y de la prensa del corazón en su reencuentro con el público latinoamericano", sostuvo.

Según Ureta, "nos dimos cuenta de que su estada en la cárcel no la ha afectado en nada. Es una diva que se permitió retar a la gente. La que es diva, nace diva y lo demuestra".

El diario El Mundo, que también está acreditado, destacó ayer su actuación en el Festival. "Presentó una versión de sí misma, más humana, agradecida y profundamente conmovida".

Además, destacó el desplante de la "reina de las coplas" cuando detuvo a la orquesta para pedir a miembros del jurado que dejaran de hablar y se concentraran en su arte.

Igualmente, la revista ¡Hola! resaltó el triunfo de la española en la Quinta. "Isabel Pantoja puede decir que su primera parada al otro lado del charco ha sido todo un éxito", destacó.

Además celebró los galardones que obtuvo la cantante en el certamen. "La artista parece que poco a poco vuelve a ser lo que era", agregó.

Entre los mejores shows

Varios especialistas y gente vinculada al espectáculo no dudaron ayer en calificar la presentación de la diva sevillana como una de las mejores que se han visto en el escenario de la Quinta Vergara.

El periodista Alfredo Lamadrid, quien dirigió el certamen en 1997, manifestó que los grandes artistas que tienen esa calidad no necesitan relanzar sus carreras. "Nunca dejan de ser grandes", expresó.
A su juicio, "canta realmente espectacular, impuso su estilo y clase. Me pareció estupendo".

Sergio Riesenberg, que también dirigió algunas versiones del festival, opinó que fue un emocionante espectáculo.

"Está a la altura de los grandes, pero hay que tomar en cuenta que este festival no está en la línea de los antiguos. No hay grandes nombres. Entonces, cuando llega algún artista de altura, nos sorprendemos", dijo.

Fotógrafo brasileño exhibe retratos de íconos musicales

El Mercurio

Muestra en Valparaíso.
Marcos Hermes ha inmortalizado con su lente a Paul McCartney, Bob Dylan y Stevie Wonder. "Icónicos" resume sus 27 años de carrera.  

Vanessa Leal Soto 

Unos meses antes de morir, en enero de 2011, Amy Winehouse dio varios conciertos en Brasil en los que ya se encontraba visiblemente decaída: olvidaba letras de canciones, salía y entraba del escenario y hasta se tropezó. Marcos Hermes la fotografió sin saber que su nombre terminaría por aparecer en los créditos de "Amy", la película ganadora del Óscar basada en la vida de la cantante inglesa.

Esas imágenes, y otras de artistas como Paul McCartney, Bob Dylan, Stevie Wonder, Elton John y Caetano Veloso, forman parte de "Icónicos", una muestra que se exhibe, hasta el 5 de marzo, en el Centro de Extensión (Centex) del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), en Valparaíso, y que condensa los 27 años de carrera de Hermes en 58 fotografías, tanto análogas como digitales.

"Hay retratos, tapas de discos, fotos de bastidores y fotos en vivo. Es el mundo de la música presentado por una mirada que tuvo la suerte de estar un poco más cerca de los artistas, en el que hay una mezcla de movimientos, colores y estilos; algo muy lúdico", dice Hermes respecto de la selección de fotografías, que fue hecha entre la organización del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso y él mismo, y que se imprimió por primera vez para esta exposición.

También hay fotos nunca antes exhibidas por Hermes, como la carátula de "Dos amigos, un siglo de música", el disco que Caetano Veloso y Gilberto Gil lanzaron el año pasado por sus 50 años de carrera musical. O una de Ney Matogrosso, que va a ser la portada de "Brasileiro", el libro que Hermes publicará este año.

"Todo el proyecto son fotos oficiales de artistas con los que trabajo desde hace muchos años", agrega el fotógrafo.

Taller de verano

En paralelo a la exposición, Hermes realizó un taller de una semana para fotógrafos musicales, con el Rockódromo 2017 como lienzo. Ahí enseñó a 13 alumnos sobre la ética en la fotografía, la postura al momento de tomar fotos, las técnicas fotográficas, el uso de la luz natural y el flash , y el mercado. Al final, cada uno de los participantes sumó una foto a la exposición "Icónicos".

"Eso fue absolutamente maravilloso, porque la escena brasileña es mucho más grande en número, pero las tendencias, las historias y el encuentro entre el fotógrafo y el artista es igual", cierra Hermes.

Descargue la Novena de Beethoven, por Gustavo Dudamel

Hasta el 15 de marzo.

El diario El País de España habilitó la descarga gratuita de la Novena Sinfonía de Beethoven, interpretada por el venezolano Gustavo Dudamel junto a la Orquesta Juvenil Simón Bolívar, hasta el 15 de marzo. Solo hace falta que entre en el enlace http://www.qobuz.com/es-en/pages/dudamel-elpais y se registre, introduciendo el código DUDAMEL. La iniciativa del director de orquesta busca acercar la música clásica a distintas audiencias.

El plan maestro de Francisca Florenzano para CorpArtes

El Mercurio

La directora ejecutiva de la entidad cuenta que su gestión tendrá énfasis en la educación y en lo financiero. También, que inaugurarán un nuevo Matta.  

Romina de la Sotta Donoso 

La socióloga Francisca Florenzano fue directora de Senda, consultora de políticas y salud públicas, académica de la UC y gerenta de una farmacéutica. Asimismo, tiene un fuerte vínculo con la danza desde la infancia. Estudió ballet en el Municipal de Santiago y luego danza moderna y flamenco.

En diciembre pasado asumió como directora ejecutiva de CorpArtes, entidad de la que depende el CA 660, centro cultural que ha tenido grandes éxitos de público y crítica, como la exposición de Yayoi Kusama que vieron 195 mil personas en 2015, y el "Light Show", que contó con 88 mil personas en 2016. Su propuesta musical también se ha consolidado: en su temporada 2016 tuvieron 7.200 asistentes y llenos totales en episodios tan memorables como la presentación del Coro de la Radio de Berlín, de Kent Nagano, o la del chelista Mischa Maisky.

"Hoy día tenemos un público muy fiel, tanto en la temporada de conciertos como en artes visuales, pero debemos lograr que ambos conozcan la otra parte de lo que hacemos. También debemos diversificar al público y llegar a la gente que no estamos llegando", asume Florenzano.

"Nuestro gran desafío es consolidar el rol público de esta fundación sin fines de lucro, el cual se ejerce en ámbitos como la educación, la formación y la creación de audiencias", agrega. Este año tienen la meta de que 100 mil niños exploren CA 660, con varios programas gratuitos para lograrlo.

-¿Cómo se financia CA 660?
"Actualmente estamos en un 20% de generación de ingresos propios, que viene principalmente de la taquilla y de la gestión de eventos culturales y arriendos. Mi desafío es lograr un 30 o incluso un 40% de financiamiento propio. Como todos los centros culturales y teatros, debemos trabajar ahora mismo en la sustentabilidad del proyecto, por más comprometida y generosa que sea la familia que tienes detrás, y para eso hay que diversificar las fuentes de recursos. Mi lema es: 'Sudar hoy para no sangrar mañana'".

-Hace dos años recibieron un Fondart de $150 millones, que generó polémica. ¿Piensan seguir postulando?
"Este tema lo conversé con el ministro de Cultura, y decidimos trabajar por medio de alianzas, y no salir a postular a fondos públicos. Encuentro, sí, que la polémica fue gratuita, pues ese proyecto educativo tuvo 120 mil niños beneficiarios, el 60% de colegios públicos".

Grandes novedades

Florenzano revela que en marzo inaugurarán una obra de gran formato de Roberto Matta, que acaba de ingresar a su colección permanente: "La Lumière de l'Honni" (1963-1965). La pintura mide 313 por 1.006 cm. Y pronto se incorporará también "La ternura", de Guayasamín. "Es fundamental para CorpArtes que todo el mundo tenga acceso a estas obras", apunta.

También en marzo, pero el 8, en el Día de la Mujer, lanzarán una convocatoria para que las mujeres compartan en forma anónima un relato de violencia que hayan sufrido, y una foto de sus ojos. Estos relatos se integrarán a la muestra "Dream Come True", de Yoko Ono, que exhibirán a partir de junio. "Está planificado que la propia Yoko Ono venga un par de días a Chile, y además intervendremos algunos puntos de la ciudad con sus frases más famosas, en gran formato", detalla.

Y recuerda que en marzo expondrán una muestra de Federico Assler y se pondrá en escena la obra teatral experimental "Conejo blanco, conejo rojo".

"Este año hemos aumentado en un 15% la venta de abonos de la temporada de conciertos", agrega. Entre las estrellas convocadas están el flautista Emmanuel Pahud, Josep Caballé Domenech y la Hallé Orchestra, y además habrá un novedoso concierto de la Sinfónica de Chile con obras de Schnittke y Golijov, y John Malkovich como narrador de textos de Sábato y Neruda.

Los éxitos del cantante chileno Sergio Gallardo en la escena francesa

El Mercurio

El bajo barítono protagoniza "La cambiale di matrimonio", de Rossini, en el Teatro de los Campos Elíseos. "Quiero enfocarme en el repertorio bufo, que es lo que más éxitos me ha dado", confiesa desde París.  

Romina de la Sotta Donoso 

"He tenido la suerte de hacer muchos roles bufos de Rossini, y estoy muy contento. No son para nada sencillos; son vocalmente desgastantes y además cansadores, porque tienen mucho movimiento. Pero me quedan muy bien en la voz y en la parte actoral. Rossini ha sido fundamental en mi carrera", asegura el bajo barítono Sergio Gallardo (1975), desde París.

El cantante chileno protagonizará este domingo "La cambiale di matrimonio", de Rossini, en el Théâtre des Champs-Élysées.

"Acá se presentan semanalmente las más grandes agrupaciones musicales del mundo. Un día está la Sinfónica de Londres, al otro hay un recital de Jonas Kaufmann, y después Rolando Villazón hace una ópera de Monteverdi. Es una cosa espectacular, y poder cantar en el mismo teatro es realmente maravilloso", asegura.

Este domingo será la tercera vez que actúe en el Teatro de los Campos Elíseos, y encarnará a Tobia Mill. "Es un empresario dispuesto a cualquier cosa con tal de hacer un buen negocio, aunque sea a costa de su propia hija. Pero no es un villano tradicional. Aunque puede parecer malvado, es simpático y, sobre todo, cómico. Es como Don Bartolo o Magnifico, esos personajes de las óperas bufas de Rossini que siempre terminan perdiendo y que la gente les toma cariño", comenta.

Esta misma producción de "La cambiale di matrimonio" acaba de presentarse en el Teatro Raymond Devos, de Tourcoing -en el límite con Bélgica-, con Gallardo como protagonista, y cuenta con una innovadora régie de Laurent Serrano. "Acá las puestas en escena son más modernas. Tobia Mill anda con buzo, e incluso me toca bailar un poco de salsa y merengue. Además, bailo cantando un aria, así que es más complicado", cuenta.

"El mayor desafío de la ópera bufa es cómo hacer reír a la gente con una historia que todo el público conoce; hay que hacer un gran trabajo en lo actoral y buscar nuevas cosas que causen risa, sin caer en lo grotesco", aclara.

Éxito bufo

En el montaje participa también La Grande Écurie et la Chambre du Roy, ensamble de instrumentos históricos con cien discos y 51 años de trayectoria, y la dirección musical es de Jean-Claude Malgoire. "Es la tercera vez que trabajo con ellos. Para mí, que estoy acostumbrado a cantar con orquestas grandes, como la Filarmónica, es muy atractivo trabajar con instrumentos de época, cuya sonoridad es muy distinta. Aparecen otros colores, y uno tiene que complementar vocalmente otras cosas", apunta.
Sergio Gallardo ya trabajó con Malgoire en dos títulos rossinianos. En 2016 fue un aplaudido Mustafá en "La italiana en Argel". Y cuando fue Don Bartolo en "El barbero de Sevilla", en 2014, Operaphile destacó que "tiene todas las cualidades que un cantante rossiniano necesita: virtuosismo, legato y una bella línea de canto".

Fue justamente como Don Bartolo que debutó en Europa, en el Teatro del Capitolio, de Toulouse, en 2011: "Ese es el rol al que le tengo más cariño. Es uno de los primeros roles rossinianos que hice en el Municipal de Santiago, y ahora ya debo haberlo cantado más de 70 veces".

Y si el año pasado actuó en producciones en Rancagua, Concepción y Temuco, además de tres en Santiago, este año tiene tres compromisos en el Municipal de Santiago. En junio será Don Bartolo en "Las Bodas de Fígaro", de Mozart, y en octubre actuará en "Lady Macbeth del distrito de Mtsensk", de Shostakovich.

Además, debutará como Magnifico en "La Cenerentola", de Rossini, en agosto. "Todos los bajos bufos soñamos con cantar este rol, por su complejidad. Reúne todo: los trabalenguas, la musicalidad y la actuación", asegura.

"Quiero enfocarme en el repertorio bufo, que es lo que más éxitos me ha dado. En Europa solo me llaman para estos roles", cierra.

Américo: "Los estigmas que tenía la gente con la cumbia han disminuido"

El Mercurio

La voz de "La duda" habla de su regreso al Festival y de cómo ha evolucionado con su música tropical a un sonido más pop con su último disco, con el que busca conquistar nuevos mercados.  

José Vásquez 

La última imagen de Américo en Viña del Mar no fue agradable: el cantante, disgustado luego de su actuación de 2011, acusó a Rafael Araneda, el animador del Festival, de acortar su show cuando el público todavía lo quería seguir escuchando. Las pautas del evento primaron entonces, provocando un desencuentro que con el paso del tiempo ya prefiere tomarse con humor.

"Esa reacción me perseguirá hasta viejito, va a ser una imagen recurrente para cada vez que me presente ahí. Si hubiera sabido todo lo que me iba a acarrear, quizás me hubiera comportado de otra forma, aunque con ese miedo tampoco avanzaría mucho en la vida", cuenta la voz de "La duda" en su preparación para el regreso de este viernes a la Quinta Vergara.

Américo dice que cada vez que se acuerda de ese episodio, busca darle un sentido más cómico. "Además, ahora estoy concentrado en pasarlo bien y remarcar el concepto de fiesta donde la música sea la protagonista", dice el cantante, que vive un auspicioso momento artístico. Hace un mes lanzó "Américo", su primer álbum apoyado por una compañía multinacional como Sony Music -que después de 12 años volvió a trabajar con un artista chileno- y con un claro propósito de ampliar sus mercados con una orientación más pop dentro de su centro tropical, que mantiene.

"Yo defiendo la cumbia y lo popular, pero también tengo la necesidad de ir innovando, darme algunos gustos y proponer otros ritmos. Tengo un público que me sigue, pero también hay muchos más que no conocen mi música, y ahí está el desafío de la internacionalización, un proceso en el que llevo tres años trabajando", dice el cantante.

El artista defiende sus nuevos sonidos sin dejar de lado sus raíces, que las preserva. "La música popular está muy instalada sin importar el nivel socioeconómico, ni de edad. Los estigmas que tenía la gente con la cumbia han disminuido. Han aparecido nuevas bandas y todos hemos ido evolucionando. Por eso, hoy mi apuesta es la de expandir mi territorio, principalmente en mercados como Colombia y México, y creo que con este nuevo material tengo muchas más chances de lograrlo".

Para el cantante, presentarse nuevamente en Viña del Mar es una vitrina, que por su pantalla internacional quiere aprovechar de forma más decidida. "Me estará viendo toda Latinoamérica, que es el mercado que hoy estoy trabajando. El Festival sigue siendo un gran evento, donde todos los artistas, en algún momento de sus carreras, quieren venir. Después de seis años, quiero volver a ese escenario para que vean toda la experiencia que he ganado, quiero que sea una mezcla de todo lo bueno que me ha pasado últimamente. Con mis 14 músicos, me voy a sentir muy respaldado. Quiero hacer un show muy dinámico y, por sobre todo, festivo", asegura.

En la Quinta Vergara, Américo compartirá escenario con el grupo Alegría, banda tropical que integró en los inicios de su carrera artística.

Lanzamientos marcan el primer aniversario de la muerte de Prince

El Mercurio

Discos con material inédito, documentales y diversas exhibiciones recordarán el legado del artista, a un año de su fallecimiento.  

Magdalena Bordalí 

Después de un emotivo y aplaudido show tributo a cargo de Bruno Mars en los Premios Grammy recién pasados, la compañía discográfica Warner -que trabajó con Prince hasta mediados de los 90- decidió liberar varios de sus discos para que estuviesen disponibles en plataformas streaming, como Spotify, Apple Music y Google Play, reviviendo el legado del músico y abriendo la puerta a una nueva época de contenidos póstumos para los fanáticos.

Cerca de cumplirse un año del fallecimiento de Prince, que ocurrió el 21 de abril de 2016, no solo ese catálogo se ampliará. Una variada cantidad de lanzamientos en torno al artista conmemorarán la fecha.
"Pop Life", a cargo del cineasta Mathieu Bitton junto al periodista y productor de TV Fréderic Bénudis, es un largometraje biográfico que mostrará la vida del músico a través de entrevistas y material de archivo. Lo interesante de este trabajo, que está en proceso de producción, es que tendrá "secuencias animadas" creadas por la cineasta Joann Sfar, que, según Vincent Maraval, presidente de la distribuidora cinematográfica Wild Bunch, "intentarán expresar la creatividad de Prince y las partes de su vida donde desapareció del ojo público". Este documental es definido por sus productores como una pieza donde los espectadores podrán encontrarse con los fans de Prince, su familia y los artistas que influenciaron su obra, además de tocar su vida fuera del escenario.

Otro documental que se prepara para este año es "Prince: R U Listening?", una biografía dirigida por el productor Michael Kirk que repasará los primeros años del intérprete de "Purple Rain". Contará con entrevistas a personajes como Bono, Mick Jagger, Lenny Kravitz y Billy Idol. Ninguno de los dos tiene fecha de estreno, pero los productores confirmaron que verán la luz entre finales de abril y principios de junio.

Lo que sí tiene fecha exacta es el lanzamiento de una nueva edición del aclamado álbum "Purple Rain", de 1984. Esta versión -que saldrá a la venta el 9 de junio- será el segundo material póstumo después del disco que reúne sus 40 mejores hits "Prince 4Ever" y la desconocida canción "Moonbeam Levels", dada a conocer en noviembre pasado. Este incluirá dos discos con canciones inéditas y dos conciertos grabados en video. Contará, además, con material extra que no ha sido revelado por Warner Bros. Records.

La conmemoración oficial de su muerte será entre el 20 y el 23 de abril en el museo Paisley Park, en Minessotta. Se harán tours guiados por la casa del músico, se exhibirá material inédito y se proyectarán conciertos de las bandas que trabajaron con Prince, como New Power Generation y The Revolution.

Sorpresiva muerte de Larry Coryell

El Mercurio

Dos noches seguidas había actuado en el club Iridium de Nueva York, cuando la madrugada de este lunes Larry Coryell falleció en un hotel de esa ciudad. El guitarrista tenía 73 años y se encontraba a plena marcha con conciertos comprometidos para 2017 y con el plan de reunir a la banda Eleventh House. Coryell es considerado un pionero en las fusiones de jazz y rock a mediados de los 60, incluso antes de que Miles Davis tomara el control de esta vanguardia en los 70.


Murió el conocido director Stanislaw Skrowaczewski

El Mercurio

Era polaco y tenía 93 años.

La enorme discografía de Stanislaw Skrowaczewski, incluye versiones referenciales de Bruckner y Beethoven, y él mismo fue un premiado compositor. A Chile el músico polaco vino tres veces, la última en 1992 con la Hallé Orchestra, de Manchester. Fue titular por 19 años de la Orquesta de Minnesota, con la que dio sus últimos conciertos, en octubre pasado. La dirección fue su segunda opción: era un virtuoso pianista, pero sufrió graves heridas en una de sus manos en la Segunda Guerra Mundial.

martes, febrero 21, 2017

El último amor de Violeta: La universidad del folklore.



El Mercurio

De regreso en Chile tras su exitoso paso por Francia -Louvre incluido-, la artista puso todo su empeño en un proyecto que resumiría el trabajo de toda su vida: una especie de universidad del folklore. Para ello convocó a grandes exponentes del arte popular, que eran también su círculo más íntimo: nació así la legendaria carpa de La Reina.

Por María Cristina Jurado y Sergio Caro.

Durante la inauguración de la carpa de Violeta Parra, en la tarde del viernes 17 de diciembre de 1965 en el Parque La Quintrala -sector de La Cañada 7200 en La Reina- además de mistelas y globos, se repartió un programa impreso en una hoja de papel doblada que en su cara posterior tenía una ficha de "Solicitud de matrícula" para la "Escuela de Folklore". En ella se indicaba que las clases serían de lunes a miércoles y domingo en la mañana. La oferta de cursos comprendía dos áreas: artesanía (cerámica, escultura y pintura) y música (guitarra, cueca y danzas). Los interesados debían llenar sus datos en la ficha y llevarla o enviarla a la Carpa de La Reina. Al día siguiente, diarios como Las Últimas Noticias consignaron brevemente la noticia, pero indicando que en el recinto, además de espectáculos, se impartirían clases para adultos y niños.

Pero la idea no funcionó.

La escultora Teresa Vicuña, cuyo nombre abría la nómina de profesores que aparecía en el volante, es la única sobreviviente del grupo de docentes que Violeta Parra había convocado para su proyecto educativo popular. Para la "universidad del folklore" como la folclorista la llamaba. Hoy, a sus 93 años, en su casa del Paradero 14 de La Florida, recuerda esa experiencia:

-No era posible que resultara, ni la carpa ni la universidad.

Teresa Vicuña y Violeta Parra eran amigas desde los años 50, se conocieron a través de Nicanor Parra, quien era compañero de trabajo del marido de Vicuña en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile. Veraneaban juntas en Isla Negra y la escultora llegó a conocer bien su carácter:

-Ella era muy porfiada: siempre hacía las cosas a su manera. Fantásticamente inteligente, muy rápida, muy exigente con todo. Pero lo de la carpa fue terrible. Era una idea desproporcionada: hizo una carpa para mucha gente, pero era tan lejos y casi no había micros para allá. Había casi que ir a pie, era caro y difícil. Nunca hice clases en esa carpa.

 El sueño de Violeta

A mediados de 1965, Violeta Parra llamó desde Suiza al entonces agregado cultural chileno en París, Gastón Soublette -quien había traspasado a partituras unas 300 piezas musicales que Violeta se aprendió de memoria en sus recorridos por los campos- para contarle que se volvía a Chile después de tres años, y quería aprovechar de verlo durante la escala de su avión. "Voy a ver qué están haciendo los cabros", le contó, refiriéndose a sus hijos Ángel e Isabel, que habían vuelto en 1963 y fundado la Peña de los Parra en la calle Carmen 340, en el centro de Santiago.

Desde su casa de Limache, Soublette recuerda que la peña "se puso de moda y empezó a ir gente encopetada, del barrio alto. Tengo la impresión de que a ella no le gustó el ambiente que se había formado, y quiso hacer algo más popular, no tan pituco", y por eso cree que Violeta buscó crearse un espacio propio.

La idea de hacerlo en una carpa habría surgido, contó en Revista La Bicicleta en los 80 el fotógrafo Sergio Larraín, cuando él invitó a  Violeta a cantar en un evento en la Feria Internacional de Santiago (el antiguo Parque Cerrillos), recinto que a petición de la recopiladora debía estar cubierto. Para ese efecto usaron una carpa, que a Violeta le gustó tanto que se la pediría como pago, según la versión del libro "Gracias a la vida: Violeta Parra Testimonio". Ella recorrió varios municipios buscando un terreno para instalarla, hasta que llegó donde el alcalde de La Reina, Fernando Castillo Velasco. Su viuda, Mónica Echeverría -autora de la novela biográfica "Yo, Violeta"- lo recuerda así:

-Fernando le dijo que él le prestaba un lugar para que hiciera ahí lo que ella quisiera, y quedó muy emocionada. Eso quedaba justo detrás del Unimarc actual, en la parte media de La Reina. Llamó a sus hermanos y montaron una carpa grande con la finalidad de presentar sus obras, cantar, pero además, y eso fue lo hermoso, que esta carpa sirviera para instruir al pueblo, enseñarle cerámica, a pintar, a cantar. Nosotros fuimos al estreno, y varias veces más a escucharla cantar y a conversar con ella, hasta unos dos o tres días antes de su muerte. Ella quería que no solo fuera un lugar de canciones (la carpa) sino que también fuera como una universidad; de eso habló varias veces con nosotros.

La folclorista Clarita Parra -hija de Lalo Parra-, quien actualmente y con 68 años imparte talleres de música y canto en Macul, señala:

-De la Universidad Popular del Folklore no sé mucho. Solo supe que no llegó a término.

Agrega que muchos de los Parra evitan los recuerdos de esta época. De hecho su prima María Leonora, quien nació en 1973, cuenta que su papá, Roberto Parra, era muy hermético:

-Yo pienso que la tía Violeta le daba un poco de tristeza, con sus proyectos. Jamás me habló de la carpa.

Clarita añade que dado que los circos daban cabida permanente a la música de raíz folclórica, "toda la familia era circense. En las carpas de circo trabajamos todos, dentro y fuera de Chile". Tal vez ello pudo incidir en que Violeta se entusiasmara con tener una.

El folclorista Osvaldo Cádiz, viudo de Margot Loyola -Premio Nacional de Artes Musicales 1994-, recuerda que poco antes de la inauguración, Violeta le dijo: "Comadre, yo la necesito a usted como profesora acá y el negro, como me decía a mí, te puede ayudar en las clases". Y Margot contestó: "Bueno comadre, si usted me necesita yo le coopero. Y no se preocupe por el pago". Como confiaba en el éxito de alumnos en su universidad, ella le replicó que pago habría. Según Cádiz, Margot tendría que enseñar Danzas Tradicionales a quienes se inscribieran.

-¿Y qué pasó con las clases?

-No se pudieron hacer porque no se inscribió gente, no hubo alumnos interesados. Ella hizo estos programas que se repartieron en papel grueso, casi como un programa de teatro. Más el boca a boca entre los folcloristas.

Las comadres

Según Osvaldo Cádiz, para su sueño docente, Violeta Parra se inspiró en las escuelas de temporada que realizaban planteles como la Universidad de Chile, la Universidad Católica y la Universidad Técnica del Estado, donde llevaban sus académicos a provincias a impartir diversos cursos abiertos a todo público. Lo explica:

-Violeta había hecho clases en Concepción, y conversaba siempre con Margot sobre cuán hermoso sería poder hacer como esas escuelas de temporada, donde había filosofía, pintura, astronomía; ella decía: "qué lindo sería tener algo permanente con temas relacionados con lo chileno". Creo que por ahí le fue surgiendo la idea. Cuando hizo la inauguración (de la carpa) invitó desde el Presidente de la República hasta los vecinos del lugar. Ahí lanzó la idea de esta universidad popular.

Tal como ocurrió con Margot Loyola y su marido, al pensar en quiénes podrían ser parte de su cuerpo académico, Violeta convocó a personas de su círculo cercano, que además de ser sus "comadres" compartían intereses y visión de mundo. Es la misma generación de músicos-investigadores, que en los años 50 se lanzó a recorrer los pueblos de Chile para rescatar la obra musical de la que no había más registro que la tradición oral. De ahí surgió el movimiento conocido como Nueva Canción Chilena: la respuesta al más comercial neofolklore. Esta última tendencia se reflejaba en conjuntos vocales de buena apariencia que interpretaban canciones de inspiración tradicional (tonadas) y cuidados arreglos musicales, que los folcloristas encontraban más cerca del bolero que de la música del campo chileno.

Es así como de los cursos musicales para adultos se encargarían, aparte de la propia cantautora, tres folcloristas de reconocida trayectoria académica: Margot Loyola, Raquel Barros (fundadora de la la Agrupación Folclórica de Chile) y Gabriela Pizarro (creadora del grupo "Millaray"). En tanto, las clases para niños iban a ser impartidas por su hermana mayor Hilda, con la que en sus inicios formó el dúo "Las hermanas Parra", y posteriormente se dedicó a hacer clases, creando además algunos conjuntos infantiles. También Rolando Alarcón y Silvia Urbina, director y primera voz, respectivamente, del conjunto folclórico Cuncumén (que en sus inicios se llamaban "Alumnos de Margot Loyola").

El periodista Manuel Vilches, biógrafo de Alarcón, destaca la cercanía de Violeta con ambos:

-Ella y Margot Loyola les pasaban canciones a Cuncumén, se hicieron muy amigos, al nivel que cuando Violeta se fue en uno de sus viajes, Silvia quedó como tutora de su hijo Ángel.

Manuel Vilches cuenta que Rolando Alarcón también tenía una relación muy cercana con Violeta. Lo retrata con un episodio consignado en su libro, donde el folclorista, para estrenar su Renoleta (modelo de auto muy popular en los años 60-70) fue a verla a su casa, y la cantautora lo recibió a garabatos por tocar la bocina. Silvia Urbina, quien falleció a comienzos del año pasado a los 88 años, se destacó por su labor docente con niños. Entre sus últimos trabajos estuvo asesorar a la producción de la película de Andrés Wood, "Violeta se fue a los cielos", donde le hizo clases a la protagonista, Francisca Gavilán.

En el área de artes plásticas, donde Violeta quería enseñar pintura, cerámica, escultura y esmalte sobre metal, convocó a dos artistas femeninas. Una fue la pintora Margot Guerra, destacada acuarelista que, sin embargo, como señaló en una entrevista a "El Mercurio" en 1987, su gran pasión era enseñar: "Desde que empecé, me encariñé con la docencia". Aunque no lo pudo hacer en la carpa de La Reina, en 1972, Nemesio Antúnez la convocó para hacer un taller infantil en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde estuvo ocho años.

La escultora Teresa Vicuña, quien entonces hacía clases de Artes en la Universidad Católica, recuerda vagamente el día en que la folclorista le pidió colaboración para su proyecto educacional.

-Todos quisimos ayudar. Pero no funcionó porque la gente no llegaba, hacía mucho frío siempre. Habían hecho unos braseritos preciosos para calentarse, pero nunca hubo gente que llenara eso -afirma.

Teresa jamás llegó a inaugurar su clase, tampoco el resto de los profesores:

-Nadie se inscribió y ella lo resintió tanto que... después tomó esa pistola y se suicidó. Esa carpa superó sus posibilidades.

-¿Usted nunca se lo advirtió?

-¡Sí, todo el mundo le dijo! Pero ella era, como dicen en el campo, llevada de su idea. No escuchaba. Y sus hijos, bueno, estaban en lo de ellos. Y Violeta era buena para escabullirse si nosotros la queríamos hacer entrar en razón.

Los pilares

Aunque la carpa no llegó a funcionar como la universidad popular que soñaba Violeta, los convocados a hacer las clases se convirtieron en puntales ya no del fallido proyecto, sino de la última etapa de la artista, que coincidió con la ruptura con la más importante de sus parejas, el antropólogo suizo Gilbert Favre, "Run Run". Después se le relacionó con el cantor uruguayo Alberto Zapicán -a quien le dedicó la canción "El Albertío"-, pero este, en una entrevista de la Revista del Domingo en 1987 aclaró que se había encargado de acompañarla y cuidarla: "Me fui a su pieza, pero con mi cama. No me importa si por ahí dicen que yo era el amante". Violeta, más bien, se aferró a su carpa que literalmente se vino abajo en el invierno de 1966 con la lluvia.

Su apoyo principal fueron dos parejas de folcloristas, la de Margot Loyola y Osvaldo Cádiz, y la de Gabriela Pizarro y Héctor Pavez, de quienes fue madrina cuando se casaron y luego de una de sus hijas. Héctor "Gitano" Pavez, músico hijo de este matrimonio, señala que "los dos fueron folcloristas investigadores, pero mi madre era más metódica", por eso Violeta la fue a buscar en 1956 a la Casa de la Cultura de Ñuñoa, donde hacía clases de guitarra, para que le ayudara a recopilar material en Chiloé. Ahí nació una amistad que resultaría fundamental diez años después.

Tanto los Cádiz-Loyola como los Pavez-Pizarro participaban habitualmente en la peña de la Carpa de La Reina y le ayudaban en lo que hiciera falta (preparar anticuchos, empanadas, mistela o navegado). Héctor hijo agrega:

-En los últimos tiempos, cuando estaba trabajando ya en la carpa, como no le resultaba ese proyecto, caía en depresión y terminaba en el hospital. Entonces mi padre la iba a ver, le decía: 'pero Violeta, ¿qué estás haciendo aquí?, tú no eres para esto, tienes que seguir trabajando'. Ella se animaba y le decía: 'si tú me ayudai, yo voy negro'; entonces la Violeta se levantaba y se sacaba las mangueras, y partían del brazo, y las enfermeras detrás de ella: 'pero señora Violeta, si el doctor no la ha dado de alta', y salían del hospital.

Héctor Pavez afirma que sus padres, al igual que todos los convocados por Violeta para trabajar en su carpa, compartían un mismo sueño académico:

-Había un grupo de gente que estaba en pie de realizar ese trabajo, de poder crear planes y programas para fundar una universidad del folklore, que en ese tiempo en Chile no estaba considerado una disciplina formal, era solamente una forma de expresión. Por eso Violeta decía: 'hoy me siento un poquito menos sola'. Para mi madre fue una cosa muy triste (que el proyecto fracasara) porque ella tenía la esperanza, no de trabajar, sino de generar ese cambio cultural tan importante que se pretendía hacer y poder darle el valor a un nivel académico al folklore.

Todos los entrevistados coinciden en que la ubicación alejada fue el principal motivo de que el público fuera disminuyendo y por ende nunca se interesaran en los cursos. Además resultaba un recinto muy grande (cabían unas 400 personas). Decidor resulta el pequeño aviso publicado el 18 de septiembre de 1966 en "El Mercurio", donde junto con asegurar que la Carpa es "Acogedora y calientita", se destaca junto a la dirección que hay tres recorridos de micros y dos de taxis colectivos que sirven para llegar. De poco sirvió, ya que el proyecto no repuntaba. Las deudas y otros problemas administrativos (como permisos) contribuyeron a la depresión de Violeta.

Violeta Parra fue velada en su carpa, con una cobertura de prensa que el proyecto nunca tuvo. Su sobrino "regalón" -como se autocalifica-, el folclorista y dueño de la peña que lleva su nombre, Nano Parra (78), recuerda que entonces habló con su primo Ángel y le pidió la carpa para transformarla en una peña, pero este reaccionó escéptico:

-Nano, si mi mamá no pudo hacer absolutamente nada, ¿qué vas a hacer tú? Si tú ni siquiera cantas, me dijo. Me pasó las llaves y yo comencé una aventura que terminó, naturalmente, muy mal.

La carpa terminó convirtiéndose en casa de la abuela Clara, quien vivió allí ocho años, según el folclorista.

El musicólogo Gastón Soublette tiene en tanto una conclusión distinta de esta historia. Si bien la idea de dar clases en la Carpa de La Reina no se concretó, "Violeta tuvo muchos discípulos que se formaron con ella, entre ellos yo". Con el paso de los años, reinterpretó el último encuentro que tuvo con la artista en el aeropuerto de París.

-Noté algo raro. Almorzamos, tomamos café y de repente dijo: '¿te acuerdas de ese canto a lo divino que me enseñó don Emilio Lobos?' Y yo: claro. 'A ver, cántamelo', dijo, y se lo canté. Después otra vez, y me preguntó por unas diez piezas distintas. Entonces deduje que ella quería cerciorarse de que dejaba en mí un discípulo más.


REC 2017


La Rata

Este lunes a las 20 horas se dio a conocer el cartel nacional de la tercera edición del festival Rock En Conce, que se realizará en el Parque Bicentenario de la ciudad los días sábado 18 y domingo 19 de marzo.

Entre los números a la cabeza, se encuentran consagrados como Weichafe, Nicole, Zurdaka, y -ya en categoría de clásico- Electrodomésticos y Los Jaivas. Además, Alex Anwandter llegará junto a su álbum “Amiga”, que lo llevó a ser nominado como Mejor Artista Nuevo en los pasados Grammy Latino.

Los penquistas Inarbolece y Los Insolentes se destacan dentro del cartel local con sendos álbumes debut homónimos lanzados el año pasado, junto con Mulier, que acaban de lanzar su EP debut.

El REC también se sumará a las celebraciones del centenario de Violeta Parra con el espectáculo creado por Ángel y Javiera Parra, en apoyo al disco que reimagina el álbum “Las últimas composiciones” (1966).

El cartel se completará este miércoles 22, cuando se revelen los nombres internacionales que coronarán esta variada oferta nacional.

María José Quintanilla y su nueva faceta como actriz de teleseries

El Mercurio

La cantante tiene un breve rol en "El camionero" de TVN y dice que le gustaría volver a actuar, aunque ahora está concentrada en promover su carrera musical.  

Carolina Núñez F. 

María José Quintanilla está de gira por el país para promocionar su nuevo videoclip, "Fue difícil", que ya lleva casi dos millones de visitas en YouTube. Recientemente cumplió 27 años y su imagen es bastante distinta a la de la pequeña que sorprendía cantando "Mi primer amor" en el programa de talentos "Rojo, fama contrafama", de TVN.

En el video, que fue lanzado en octubre, se la puede ver bailando con un ajustado traje de cuero negro, con una actitud desafiante y hablando sobre el desamor.

Estos no son los únicos cambios que está viviendo la artista. Hace unos días, nuevamente en TVN apareció en un capítulo de la teleserie "El camionero", interpretando a Carmen, una cantante de rancheras y ex polola de Leo (Héctor Morales). "Fue una experiencia muy entretenida. Siempre me ha interesado la actuación. Me gusta que los personajes tengan otra personalidad y que como actriz tengas que meterte en un mundo completamente distinto a ti. Eso es un gran desafío", dice la joven, quien no tiene claro en cuántos capítulos más estará su personaje.

Si bien esta es una participación pequeña y ya tiene 16 años de experiencia en televisión, señala que igual tuvo que superar algunas dificultades. "Estaba muy nerviosa porque había actores geniales. Trabajé con Héctor Morales y creo que me gané el Loto con él, porque es demasiado amoroso y tiene mucha paciencia. Se dio todo el tiempo del mundo para explicarme cómo se mueven las cámaras. Porque yo he trabajado harto en tele, pero en las teleseries es totalmente distinto", cuenta.

Tuvo que aprender rápido en los casi tres días de grabación. Pero las clases que ha tomado para mejorar sus presentaciones en los conciertos con el actor Fernando Gómez Rovira le ayudaron, y el público se lo hizo saber. "Las redes sociales se encendieron. Yo no pude ver el capítulo por cosas de trabajo, pero tenía lleno mi Twitter. Y la verdad es que con críticas bien buenas. Muy a favor de que siga actuando, y para mí eso es bien halagador. Y bien patudo también, porque si bien he estudiado un poco, no es ni la mitad de lo que estudian los verdaderos actores", asegura.

Este no es el primer intento que hace en este sentido. "Había hecho unas pruebas de cámara para algunas teleseries, pero por problemas de tiempo no puede concretar". Muchas de estas grabaciones coincidían con sus giras, explica la cantante que este mes se presentará en Pucón, Salamanca, Llaillay y en Santa Bárbara.

Para ella es importante crecer como artista, por lo que no descarta estudiar actuación si encuentra el momento. "Me encantaría volver a trabajar en algo así, con un equipo tan buena onda. Sería muy entretenido estar en una película, si me preparo bien", plantea.

Con proyección de "La traviata" se consolida el ciclo "Ópera para todos"

El Mercurio

Programa del Centro Arte Alameda.
Este año se exhibirá una selección de doce títulos destacados a nivel mundial, con entradas de hasta $6.000.  

Catalina Aguilar 

Intensa y trágica, la historia de amor entre Violeta y Alfredo, protagonistas de la obra maestra de Verdi, "La traviata", fue presentada en el teatro alemán de Baden-Baden, en 2015, en una puesta en escena dirigida por Rolando Villazón, versión que se proyectará en pantalla gigante este domingo, en el Centro Arte Alameda. Es la segunda función que exhibe este año el ciclo "Ópera para todos", que comenzó en 2016 a través de la distribuidora Rising Alternative, con transmisiones como "La flauta mágica" y "Carmen".

Este año se realizarán 12 proyecciones, todos los últimos domingos de cada mes a las 17:00 horas. Destacan las óperas "Los cuentos de Hoffmann" (30 de abril), en una grabación de 2016 de la Ópera de París, dirigida por Robert Carsen; y una "Tosca" (25 de junio), también con la regie de Carsen, y con Jonas Kaufmann como Cavaradossi. De "El trovador" (27 de agosto) se verá la versión protagonizada por Anna Netrebko y Plácido Domingo en el Festival de Salzburgo de 2014, y del mismo festival, pero de 2015, "Cavalleria rusticana / Pagliacci", con Jonas Kaufmann y Liudmyla Monastyrska (26 de noviembre).

Roser Fort, directora del Centro Arte Alameda, afirma que el objetivo de esta iniciativa es acercar al público a este género, ya que "mucha gente no puede acceder y por eso tenemos valores más populares".

La función que abrió este año fue todo un éxito, "Madama Butterfly", en enero, llenó las 300 butacas de la sala. "Nos parece que hay un interés que se ha ido generalizando, porque los públicos se están enterando de esta alternativa " dice Fort, quien confiesa que el año pasado las salas no se llenaban. Pero con el éxito de esta primera función se espera que este año los números se dupliquen y asegura que el proyecto continuará en 2018.

"A las funciones asisten personas de 18 a 70 años", comenta Roser Fort, y afirma que "desde que existe la opción de compra de entradas por internet, los jóvenes han venido mucho más".

La pantalla que ofrece el Centro Arte Alameda permite una visión más detallada y también un mejor sonido para disfrutar de estas óperas.

El fin del "espectáculo más grande del mundo"

El Mercurio

El ocaso del circo Ringling Su historia incluye a varios chilenos.
Destacados artistas nacionales, como el tony Ñico y la troupe Pacheco, participaron en las funciones del Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus. La legendaria compañía surgió en 1871 e inspiró varias películas, entre ellas "Dumbo". Cerrará en mayo de este año, aunque no todas son malas noticias en el mundo circense.  

PILAR DUCCI Autora de "Días de circo" 

El circo vigente más antiguo del mundo, de 1871, el Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, anunció el cierre definitivo para el próximo mayo. Se ha presentado en forma ininterrumpida durante 146 años, y ahora baja sus cortinas para siempre y por razones económicas, dados los enormes costos que significa mantener y mover un circo de este tipo.

El circo Ringling viaja hasta hoy en dos trenes: el Blue Tour y el Red Tour; así como la flota de camiones Gold Tour. Cada tren se compone de vagones que se extienden por más de un kilómetro de longitud, y se presentan por todo Estados Unidos en grandes "arenas" de 3 pistas (dejaron de usar carpas en 1956). En su máximo apogeo presentaban a más de 15 elefantes en escena, además de tigres, leones, dromedarios, caballos y sus acróbatas ecuestres.

Los mejores artistas del mundo se han lucido sobre sus pistas. Incluso una serie de circenses chilenos hicieron noticia allí. En 1905, la troupe Pacheco deslumbró en los trapecios volantes, y la familia Farfán volvió a fascinar al mundo en la década del 70. Y no podemos dejar de mencionar al gran tony Ñico (Marcos Droguett), quien incluso ostenta una placa conmemorativa en Sarasota, Florida, cuna de este gran circo. El chileno Tabayara Maluenda, considerado el mejor domador del mundo, brilla actualmente sobre las pistas del Ringling, aunque por poco tiempo más (ver recuadro).

Películas que inspiró

El Ringling, sinónimo de excelencia artística y grandiosas puestas en escena, contribuyó a construir la imaginería universal en torno al circo. La película, ganadora del Oscar a la Mejor Película, "The Greatest Show on Earth" (1952) -del director Cecil B. DeMille y protagonizada por Charlton Heston- fue rodada íntegramente en el Ringling. De hecho, el título de la película es el lema de este circo.

Ciertamente era el espectáculo más fabuloso del mundo, pero ahora todo eso está próximo a terminar. Cediendo a presiones de grupos animalistas, el Ringling "jubiló" a sus elefantes en mayo del año pasado (se encuentran actualmente en el Centro de Conservación de Elefantes del mismo circo), con la esperanza de que esta medida atraería más audiencias. Sorpresivamente, la venta de entradas decayó prácticamente a cero. Contrario a lo que se pensó, el público adoraba a los elefantes desde la llegada del emblemático elefante africano Jumbo , en 1892.

Hace años que los circos han ido retirando los animales -de hecho, hay 17 países que prohíben a los animales en la industria de entretención-; por ejemplo, el estado de California tiene restricciones tan severas que hace imposible mantener animales, y el estado de Nueva York está considerando su prohibición. Actualmente, en Chile, la Ley de Circo 20.216 contempla a los circos como "espectáculos con animales". Sin embargo, los enormes costos de mantención y las presiones de grupos animalistas hacen imposible la tenencia de animales exóticos.

El tema es complejo. Así como hay detractores con respecto a las presentaciones de los "animales artistas", también hay quienes favorecen estos números (evidentemente en condiciones humanitarias), considerándolos parte fundamental del espíritu circense. Pero es notable que el circo, con y sin animales, sigue más vivo que nunca: más de 120 circos itineran por todo Chile, y en Estados Unidos, los circos -en especial los latinos-, las escuelas, fundaciones e instituciones circenses florecen en cada estado, a pesar del golpe que significa el cierre del Ringling.

Tragedias en el circo

El circo mundial ha sufrido grandes golpes durante toda su existencia: desde las historias ya olvidadas de persecución y muerte contra los circos gitanos hasta terribles tragedias, como la pérdida del magnífico circo de Sarrasani durante el bombardeo de Dresden, en 1945. El circo Razzore naufragó en el Caribe en 1946, y un circo completo desapareció sin dejar rastros en el Golfo de Penas, en Chile. El mismo Ringling ha tenido su cuota de tragedias: en 1944, un gran incendio acabó con la vida de más de 150 personas, en su mayoría niños que atendían al show . Sin ir más lejos, el año 2010, un circo completo (Circo de las Montini) desapareció en el tsunami frente a las costas de Dichato. Y siempre el circo, a trastabillones, cojeando, vuelve a sobreponerse y se adapta a las nuevas condiciones.

Por eso es difícil comprender el fin del circo Ringling, en un minuto en que los circos atraviesan, a nivel mundial, por un muy buen momento. Grandes festivales, como el de Montecarlo, Albacete, Figueres, China o Cuba, venden miles de entradas para sus glamorosas funciones. Y el Smithsonian Institution celebrará sus 50 años de existencia con el Folklife Festival 2017 en honor a las artes circenses.

Janet Davis, connotada historiadora del circo de la Universidad de Texas, Austin, analiza la evolución del circo Ringling durante las últimas décadas, y una de las mayores críticas que realiza ella es que las enormes dimensiones del circo Ringling, sus números motorizados y "hi-tech", a costa de los tradicionales números de acróbatas o malabares, y la ausencia de animales lo fueron convirtiendo en un espectáculo más cercano a un musical que al circo mismo.

Los Feld, dueños del circo Ringling, sacrificaron las dimensiones más profundas del circo con tal de captar más audiencias, conduciéndolo por un rumbo que dañó su sustento cultural. Rodney Huey -relacionador público del circo Ringling durante casi dos décadas- añade que los costos se elevaron a niveles prohibitivos. Una familia de 4 personas llegaba a gastar US$ 250 entre el estacionamiento, las entradas y los dulces.

Pero analiza que quizás la causa más relevante en la pérdida de audiencias está relacionada con el cambio en las dinámicas familiares de las últimas décadas. Bajo la premisa de que el circo es un espectáculo familiar, el Ringling apelaba a las madres para que llevaran a sus hijos y pudiesen tener la experiencia circense que ellas tuvieron de pequeñas. Sin embargo, con ambos padres trabajando a tiempo completo, una generación entera de niños -que hoy son padres- perdió su vínculo e intimidad con el circo. El circo Ringling dejó de tener el sentido cultural que tenía, pero lo más grave de todo es que no supo leer los cambios culturales en la sociedad norteamericana ni utilizó uno de los grandes patrimonios del circo: su inherente flexibilidad.

Vitalidad del circo chileno

La enseñanza de las artes circenses tampoco ha decaído. En Estados Unidos se registran más de 400 escuelas de circo. El circo Juventas, en St. Paul, Minnesota, enseña a más de 2.500 estudiantes anualmente; el chileno Gino Farfán dirige la más importante escuela de circo de Nueva York, y el maestro Julio Revolledo Cárdenas, historiador del circo en México, dirige una carrera universitaria de artes circenses en la Universidad de Mesoamérica, Puebla. En Chile, la escuela El Circo del Mundo lleva casi 20 años ejerciendo una labor educativa y social.

Hoy, el circo chileno está posicionado como un gran referente para Europa. El Festival de Figueras ha galardonado en varias ediciones al payaso Pastelito, a Matute o al Clan Caluga. Alejandro Escobedo recibió un premio especial en el Festival de Cirque de Demain, en Francia, y en forma espectacular, la joven acróbata Catalina Palma Aguirre ganó hace pocos días el trofeo de plata en el prestigioso Festival Internacional de Circo de Montecarlo.

Y nuestro circo no solo es valorado por la calidad de los artistas que produce, sino, muy especialmente, por su carácter de circo familiar. Germán Aguirre, presidente del Sindicato de Artistas Circenses -fundado en 1935 por el gran ciclista cómico Manuel Sánchez-, destaca la importancia formativa de la familia. Ocho o 10 generaciones de circenses han crecido bajo sus carpas, y los niños se educan en la cultura circense. Crecen montando carpas, cambiándose de un lugar a otro, para convertirse luego en artistas. Algunos de ellos se convierten en empresarios de sus propios circos.

Sin perder de vista los vaivenes de la sociedad, el circo está siempre adaptándose, con imaginación y creatividad, constituyendo hasta hoy un importante foco de entretención en el país. Un circo grande en Chile corta aproximadamente 800.000 boletos al año. Es la única industria cultural de Chile autogestionada y autofinanciada.

El deceso del Ringling es sin duda un gran golpe. Pero también es una oportunidad para fortalecer y valorar lo que hace al circo realmente grande. No son las tres pistas o el número de elefantes o artistas, sino que es la magia, el grado de intimidad y cercanía de los artistas con el público. El circo nos recuerda que ver el espectáculo "de verdad" no tiene precio. Ver a artistas arriesgar sus vidas mientras vuelan por el aire, sin efectos especiales, sin repeticiones, es un privilegio cada vez más escaso. En especial, con la presencia cada vez más marcada de realidades virtuales, filtros y redes sociales.

Nicanor Parra señala que el circo es el "folklore mismo de una nación". También es un crisol cosmopolita, que acoge a huérfanos, marginados y muy especialmente a artistas de todo el mundo, inmigrantes que contribuyen con su creatividad, destrezas, lenguajes y costumbres, enriqueciendo las artes circenses y la sociedad en general.

 Chilenos en el Ringling

En mayo próximo, el circo Ringling realizará su última función. Dos artistas chilenos serán testigos de este momento. El mejor domador del mundo, Tabayara Maluenda, se apronta para continuar con su exitosa carrera en Europa y el trapecista Rigoberto "Chin" Cárdenas parte al Circo Caballero (en Estados Unidos). Para el mundo circense, tradicionalmente actuar en el Ringling es equivalente a llegar a Harvard, y no son pocos los chilenos que lo lograron. La famosa "Troupe Pacheco" fue destacada en la prensa norteamericana como los mejores trapecistas del mundo e integraron el elenco del Ringling en 1905. En la década del 60, el Tony Ñico (Marcos Droguett) encantó al público norteamericano con su humor del tony chileno y nunca más volvió a Chile. Hoy, una placa conmemora su paso por el circo en Sarasota, cuna del Ringling. A su vez, los legendarios Flying Farfans fueron parte del Ringling durante los años 70 y principios de los 80. En la actualidad sus descendientes trabajan en destacados circos mundiales, incluso el Cirque du Soleil.

No ficción Cosecha 2016-2017: Una selección para hojear vidas ajenas

El Mercurio

Martín Lutero, Alexander von Humboldt, Karl Marx, Sylvia Plath, Violeta Parra, Winston Churchill, Armando Uribe, Dwight Eisenhower, Friedrich Nietzsche, Philip Glass... Publicadas en el último tiempo o próximas a aparecer, una serie de biografías, memorias y diarios nos acercan a esas personas cuyas vidas merecen nuestra indiscreción.

Juan Rodríguez M.

Vidas chilenas

En el centenario de Violeta Parra , al menos tres libros nos acercan a su vida, sus obras y sus ideas: "Violeta Parra en sus palabras. Entrevistas (1954-1967)" (Catalonia), recopiladas y anotadas por Marisol García. En marzo se reeditará "Violeta Parra: la guitarra indócil" (Lumen), de Patricio Manns; y en mayo -también en Lumen- aparecerá una nueva biografía, de mano del periodista Víctor Herrero.

De seguro el "Diario íntimo" de Luis Oyarzún está entre lo mejor del género en Chile. De esa fuente se desprendió "Diario de Oriente" , libro publicado en vida del escritor y recuperado el año pasado por Ediciones UACh. En él, Oyarzún anota su paso por la Unión Soviética, China e India en 1957: "Mi primera impresión de Moscú es la de una enorme ciudad victoriana, con algo de Zola", dice. Otro texto que podría llegar a las alturas memorialísticas de Oyarzún son los diarios de Raúl Ruiz (van de 1993 a 2011), que publicará el segundo semestre UDP. Es "apabullante", adelantó a La Segunda el editor Bruno Cúneo. "Si bien está presente su vida cotidiana, esta no conoce la separación arte-vida".

Desde 2012 y hasta su muerte en 2015, Pedro Lemebel estuvo trabajando en "Mi amiga Gladys" (Seix Barral), un volumen que reúne algunas de las crónicas que el escritor y artista visual le dedicó a su amiga, también una entrevista radial, además de fotografías de la fallecida política chilena, muchas de ellas junto a Lemebel. El libro se publicó a fines de 2016. Lo mismo ocurrió con "Días en cautiverio (Diario de campaña: 1879)", de Manuel Bulnes Pinto (RIL), que recoge el diario del hijo de Manuel Bulnes, mientras estuvo prisionero en Perú en plena Guerra del Pacífico; y con "Jorge Díaz: el anarquista insomne" (Finis Terrae), de Eduardo Guerrero del Río, la biografía del dramaturgo fallecido en 2007. Y ya que estamos en las tablas, no se pueden dejar de mencionar las elogiadas "Memorias de un exilio teatral" (Hueders), del director y poeta Raúl Rivera . Otros adelantos: el primer semestre Roberto Careaga publicará, con UDP, la primera biografía del poeta Rodrigo Lira . En la segunda mitad del año debiera aparecer "Vida Viuda" (Lumen), la continuación de las memorias de Armando Uribe . Además, Rafael Gumucio publicará en septiembre u octubre "La edad media" (Hueders), sus memorias de los años 90. Y, por último, el sello Debate lanzará en marzo las memorias de la abogada de derechos humanos Carmen Hertz : "La historia fue otra".

El arte de existir

Que una vida pueda tener muchas biografías tal vez sea un criterio de grandeza. De  Velázquez , por ejemplo, se ha escrito mucho, pero probablemente nunca se escribirá todo. Laura Cumming abrió una nueva ventana en este universo gracias a "The Vanishing Man: In Pursuit of Velázquez". Elegido por The Guardian como una de las mejores biografías de 2016, el libro cruza la vida del pintor español -culminando en "Las Meninas"- con la de John Snare, un librero de la época victoriana que se arruinó intentando demostrar que un retrato que había descubierto era de Velázquez.

De nuestro tiempo, y en otro terreno de las artes, ya están en castellano "Palabras sin música" (Malpaso), las memorias de Philip Glass . En ellas, el compositor cuenta, entre otras cosas, que recién a los 41 años (en 1978) pudo ganarse la vida como músico: "Nunca me molestó ganarme la vida como buenamente pudiera", dice. Además, en el primer semestre llegará "Woody. Una biografía" (Turner) de David Evanier, la tercera y más reciente obra sobre el director estadounidense, en la que el autor lo exculpa de las acusaciones de pedofilia. Y, de vuelta a la música, este semestre se distribuirá en nuestro país el primer volumen de la autobiografía de Bob Dylan , "Crónicas I" (Malpaso).

Además, desde el año pasado hay dos alternativas para conocer a Frank Zappa , en la misma editorial Malpaso: "La verdadera historia de Frank Zappa", sus memorias; y "¡Alucina! Mi vida con Frank Zappa", de Pauline Butcher. Y en inglés se anuncian biografías de David Bowie ("The Age of Bowie") y de Prince ("Prince: Purple Reign"); y ya está publicado "I Am Brian Wilson: A Memoir" , las memorias del líder de los Beach Boys.

Palabras, palabras, palabras

Reiner Stach investigó durante dieciocho años los pasillos, puertas y habitaciones de la vida de Franz Kafka , y salió de ahí con las más de dos mil páginas que conforman "Kafka" (Acantilado), una biografía que, esperemos, estará en Chile en los próximos meses. La obra -seguramente la más completa sobre el escritor checo- reúne, en uno solo, los tres volúmenes que escribió Stach en alemán: "Los primeros años", "Los años de las decisiones" y "Los años del conocimiento". Otro hito es la publicación de "Diarios completos" de Sylvia Plath , que incluyen los cuadernos que su viudo, Ted Hughes, prohibió publicar hasta 2013. Gracias a eso, el libro tiene dos tercios más de material que la primera edición. En España los editó Alba, pero para Chile y América Latina los derechos los tiene UDP y aparecerán durante el primer semestre, probablemente en mayo. Mientras, vaya este adelanto: "Supongo que siempre seré excesivamente vulnerable y algo paranoica. Pero también soy condenadamente sana y resistente. Y tengo la sangre dulce como una tarta de manzana. Solo que tengo que escribir y esta semana ya me siento angustiada porque no he escrito nada últimamente".

Agreguemos a esos títulos: "Así era Lev Tolstói" (Acantilado), que recoge testimonios de los cercanos al escritor ruso. Una biografía en inglés sobre Émile Zola en los años del caso Dreyfus -"The Disappearance of Émile Zola: Love, Literature and the Dreyfus Case". La amistad entre Rilke y Rodin , en "You Must Change Your Life: The Story of Rainer Maria Rilke and Auguste Rodin". A lo que se agrega "Releer a Rilke" (Acantilado), de Zagajewski. Los "Diarios, 1956-1985" (Lumen) del poeta español Jaime Gil de Biedma . Una biografía de la Nobel de Literatura Wislawa Szymborska , "Trastos, recuerdos" (Pre-textos), de Anna Bikont y Joanna Szczêsn. Y "Un largo sábado", libro de conversaciones con George Steiner .

También están las memorias políticas y amorosas de H. M. Enzensberger : "Tumulto". Muy punzantes, relatan su quiebre con la izquierda, incluido un encuentro con Pablo Neruda, y están estructuradas a partir de dos viajes que hizo a la URSS, y otro que lo llevó por Berlín y Cuba.
En el primer semestre llegarán los diarios del escritor austríaco Arthur Schnitzler (UDP).

Cinco siglos de gran política

Fue lanzado el pasado 10 de enero en Estados Unidos y ya está en el listado de los libros más vendidos de The New York Times. "Three Days in January:  Dwight Eisenhower's Final Mission", del periodista Bret Baier, cuenta los últimos tres días del gobierno de Eisenhower, del 17 al 20 de enero de 1961. Período en el que "Ike" quiso asegurar que Estados Unidos y su sucesor -el joven John F. Kennedy- estuvieran preparados para los desafíos y riesgos que venían: como la superposición de los intereses partidistas sobre los de la nación, y la expansión del complejo militar-industrial, según advirtió en un discurso.

Franklin D. Roosvelt también buscó encauzar la futura política norteamericana: es lo que mostrará "The Last 100 Days: FDR at War and Peace", de David B. Woolner, anunciado para octubre. Un mes antes, en septiembre, llegará " Churchill's Last Stand", del historiador Felix Klos, una investigación sobre los esfuerzos del líder británico a favor del llamado "proyecto europeo", tras la Segunda Guerra Mundial.

Hitler es infaltable: en agosto aparecerá la historia de los años que construyeron al futuro Führer, "Young Hitler. The Making Of The Führer", de Paul Ham. Sobre otro -triste- protagonista del siglo XX está la reedición de "Mao. La historia desconocida" (Taurus), de Jung Chang y Jon Halliday, que muestra que el líder del salto adelante y de la revolución cultural china estuvo a la "altura" de Hitler y Stalin: "Rara vez una biografía consigue retratar a un personaje tan extremada, sistemáticamente nefasto", dijo Letras Libres.

Vayan dos libros en el centenario de la Revolución Rusa: uno sobre Trotsky -"Trotsky in New York, 1917. Portrait of a Radical on the Eve of Revolution", de Kenneth D. Ackerman-, que se centra en los meses que el futuro líder del Ejército Rojo pasó en Nueva York, lugar donde lo encontró el inicio del levantamiento contra la monarquía rusa. El otro libro, precisamente, retrata a la familia imperial: " Los Romanov (1613-1918)" (Crítica), de Simon Sebag Montefiore, cuenta la historia de una nación a través de las de sus regentes: "El libro es fascinante. El lujo y la grandeza de los zares les dota de un áurea cuasi divina cuya impronta se manifiesta en un pueblo menesteroso, servil, hechizado y finalmente lleno de odio", comentó El Cultural del diario El Mundo.

Más atrás en el tiempo, hay dos biografías en castellano para acercarse a la monarquía española: "Isabel. La reina guerrera" (Espasa) de Kirstin Downey, recién aparecida en España. La obra fue publicada en inglés en 2014, y, según reseñó The New York Times, muestra que y cómo Isabel la Católica , la reina que unificó a España y conquistó América, fue el motor de la política peninsular -"y por lo tanto europea"- del siglo XV. El otro título "castellano" es " Pedro de Valdivia. Conquistador de Chile" (Renacimiento), traducción de la biografía que escribió en 1926 el político, escritor y aventurero inglés Robert B. Cunninghame Graham.

Las personas detrás de las ideas

Basta haber visto la película "Un método peligroso" -sobre los inicios del psicoanálisis y la relación entre Freud y Jung- para darse cuenta de que ser la mujer del segundo era, por decirlo suavemente, un desafío. Publicado el año pasado en inglés, durante 2017 aparecerá en castellano "Laberintos: Emma Jung , su matrimonio con Carl y los primeros años del psicoanálisis" (Tajamar), de Catrine Clay. Promete contar, según la contratapa de la edición inglesa, "la historia del matrimonio no convencional entre Emma y Carl, su amistad y posterior ruptura con Sigmund Freud, y su contribución al desarrollo del psicoanálisis".

A 500 años del inicio de la Reforma protestante, un título destacado por la prensa anglosajona es la biografía de Lutero -"Martin Luther: Renegade and Prophet"- de Lyndal Roper. En una reseña del libro, firmada por la historiadora Alexandra Walsham, se lee: "Tuvo una actitud inusualmente positiva y desinhibida respecto a su cuerpo y a los placeres de la carne, sobre todo el sexo. Paradójicamente, esto fue consecuencia de su convicción de que los seres humanos eran absolutamente corruptos y adictos al pecado: el otro lado de esta pesimista antropología agustiniana fue una visión notablemente relajada sobre la sexualidad". Además, en español se lanzará este mes "Martín Lutero. Vida, mundo, palabra" (Trotta) de Thomas Kaufmann.

El año pasado coincidieron en español tres novedades bibliográficas sobre Friedrich Nietzsche : "Nietzsche. El hombre y su filosofía" (Tecnos), del británico R. J. Hollingdale, uno de los primeros estudios que liberaron su pensamiento de las manos del nazismo; "El viaje de Nietzsche a Sorrento" (Gedisa), de Paolo D'Iorio, la crónica del viaje que significó un giro en la vida espiritual del pensador alemán, cuando tenía 32 años; y "La vida arrebatada de Nietzsche" (Errata Naturae), de Franz Overbeck, los apuntes del amigo que fue a buscar al filósofo, ya loco, en las calles de Turín. El último es un texto desmitificador, que comienza así: "Nietzsche no fue propiamente hablando un gran hombre".

Tal vez, junto con Nietzsche, el más conocido de los filósofos disyuntivos sea Baruch Spinoza . Él también contará con tres biografías, claro que reunidas en un volumen: "Vida de Spinoza" será publicado en abril por Ediciones UDP, y junta tres relaciones tempranas sobre el pensador holandés, traducidas por Alan Pauls. De otro famoso disyuntivo - Walter Benjamin - Tajamar Editores publicará "Walter Benjamin. Una vida crítica", de Howard Eiland. También aparecerá "Una visita a Rousseau y Voltaire " (UDP), libro en el que James Boswell narra su encuentro con los dos intelectuales franceses.

Si ya Francis Wheen había intentado salvar a Marx de sus fanáticos amigos y enemigos, ahora se suma el historiador británico Gareth Stedman Jones con "Karl Marx. Greatness and Illusion": sus ideas -dice- son una visión de la sociedad, no una ciencia; fue un intelectual que respondió al mundo que lo rodeaba y que cambió tanto como sus circunstancias, y no "un patriarca severo, barbudo y legislador, ni un pensador con una consistencia implacable, con una visión imperiosa del futuro".

Cosmos, relatividad y evolución

En 1802, con 32 años, escaló el Chimborazo, un volcán de 6.400 metros en el actual Ecuador. "Nadie había subido nunca tanto, nadie había respirado un aire tan enrarecido. De pie en la cima del mundo (...), Humboldt empezó a ver el mundo de otra manera. Concibió la tierra como un gran organismo vivo en el que todo estaba relacionado y engendró una nueva visión de la naturaleza que todavía hoy influye en nuestra forma de comprender el mundo natural". Así presenta Andrea Wulf a Alexander von Humboldt en "La invención de la naturaleza" (Taurus), su aclamada biografía sobre el naturalista alemán que hizo de la ciencia algo romántico, y fue modelo para naturalistas como Darwin y Gay, e incluso escritores como Goethe: "Era necesario medir y analizar la naturaleza, por supuesto, pero también pensaba que nuestra reacción ante el mundo tenía que depender en gran parte de las sensaciones y emociones", escribe Wulf.

Si Humboldt fue célebre en su tiempo (casi como Napoleón), en el siglo XX Albert Einstein no se quedó atrás. En "Albert Einstein: su vida, su obra y su mundo" (Crítica), el historiador de la ciencia José Manuel Sánchez Ron promete que incluso aquella mayoría no iniciada, que no entiende ni entenderá la relatividad general, podrá comprender quién fue Einstein. El trabajo de Sánchez está disponible en Chile, al igual que "Una luz fugaz en la oscuridad", el segundo volumen de las memorias del biólogo -ateo y evolucionista militante- Richard Dawkins , famoso por libros como "El gen egoísta" y "El espejismo de Dios".


Peter Cetera: "Dependerá de los tiempos, pero podría cantar con Olivia Newton-John"

El Mercurio

La voz de "Glory of Love", que habla de la posibilidad de realizar un dueto con la protagonista de "Grease" en Viña, cuenta anécdotas sobre su vida en Nashville y sus improbables encuentros musicales con Alice Cooper.  

José Vásquez 

Si en Estados Unidos, Los Angeles funciona como un imán de actores, Nashville hace lo propio con los cantantes. Y no se trata solo de aficionados al country. El alma del estado de Tennessee es una rosa de los vientos musical que atrapa a artistas tan dispares como Jack White y Peter Cetera, vecino ilustre en la "Ciudad de la música" norteamericana, influido por la estimulante vida social que encontró allí.

"Aunque reparto mi residencia con Idaho, la mayor parte mi tiempo la paso acá en Nashville. Mis músicos son de acá, todo sucede acá. Es un gran lugar, el otro día estaba en una tienda de guitarras y de pronto alguien me tocó el hombro y me dijo: 'Oye Peter, deberías venir un rato al estudio conmigo' y era ¡Alice Cooper!'", cuenta entusiasmado la ex voz del grupo Chicago al teléfono, previo a su viaje a Viña del Mar, donde se presentará el jueves en la denominada "noche anglo" junto a Olivia Newton-John.

-¿Y esa invitación se concretó?
"Estuvimos un rato conversando, no lo había visto hacía muchos años. Él está trabajando en un nuevo disco y me preguntó qué estaba haciendo yo. Encuentros como este son los que me hacen amar a Nashville, nunca sabes con quién te vas a topar aquí, a diario te encuentras con músicos de todos los estilos posibles".

-Sería muy llamativo que usted hiciera algo con Alice Cooper, pensando que su voz es ampliamente reconocida por las baladas.
"Claro, pero la verdad no tengo mucha idea sobre lo que él quiere hacer con su disco. Sé que el baterista de U2 -Larry Mullen Jr.- tocó para él. La gente me reconoce por las baladas, pero yo no soy un gran amante del soft rock , por así decirlo".

-¿Con qué estilo musical se siente más cómodo entonces?
"Me gusta mucho el pop rock , me siento más cercano a eso. En mis últimos álbumes no todas las canciones han sido baladas. Me gustan todos los estilos musicales, siento que así puedo expandir también mis horizontes. Hoy, por ejemplo, en Nashville o en cualquier parte, la música country suena, para mí, popularmente, como lo hacía la música rock en los ochenta".

-¿Viviendo en Nashville se ha visto influido por el country ?
"La música country no ha sido una influencia en mi carrera, pero sí lo fue en mi vida. Cuando era un niño, un tío me regaló una pequeña radio, que en Chicago apenas sintonizaba un par de estaciones. Una era de rhythm and blues y la otra era de country , entonces esas dos corrientes musicales fueron con las que crecí y que nunca olvidé. El R&B es la música que sale desde el corazón y por eso creo que a la gente le gusta oírme, porque se dan cuenta que canto desde ahí".

-¿Sabía que en el Festival de Viña del Mar compartirá en la misma noche con Olivia Newton-John?
"¿En serio? ¿En la misma noche y en el mismo festival? ¡Oh, vaya, eso será muy divertido entonces! A Olivia la conocí hace varios años atrás".

-¿Es posible entonces que puedan realizar algo juntos en el escenario?
"Me acabo de enterar de esto, pero sí, es muy probable. Dependerá de los tiempos, pero podría cantar con Olivia, lo veo muy posible. Llegando allá lo evaluaremos".

-Usted en vivo interpreta varios éxitos de Chicago. ¿Descarta volver a cantar con ellos?
"Eso es demasiado ochentas. Yo estoy feliz con lo que estoy haciendo ahora y con mi carrera solista, no necesito más".

 De "Rocky" a "Karate Kid"
Peter Cetera cuenta que en Viña del Mar obviamente tocará "Glory of Love", la recordada canción de "Karate Kid II" con la que recibió una nominación al Oscar en la categoría de Mejor Canción Original en 1986. "Yo había escrito ese tema para 'Rocky', en la película en la que se enfrenta con el soviético, pero no la usaron. Después la gente de 'Karate Kid' me llamó porque necesitaban una canción, se las toqué y así fue todo: llegué al número uno y logré una nominación en la Academia", señaló.

Grandes éxitos
Peter Cetera cantará el jueves en Viña del Mar sus hits, tanto de su carrera solista como de su etapa en Chicago. "Voy a interpretar todas las canciones que la gente espera de mí".